En el vídeo de hoy el canadiense Kevin Reimer, dos veces campeón del mundo de Downhill, en 2009 y 2010, narra en este edit de Brock Newman de Newman Productions las sensaciones únicas de su experiencia con el longboarding. Hemos hablado con Brock para que nos contase algo sobre su experiencia trabajando K-rimes. Brock llevaba tiempo entrenando con Kevin en Vancouver, y conociendo el talento de Kevin y su potencial ganador, vio la oportunidad de trabajar juntos en un vídeo contando una historia sobre Reimer y Longboarding, cuando Brock consiguió mejorar en el dominio de la cámara y técnicas de filmación, se puso manos a la obra, y aquí os traemos el resultado. Dos días de grabaciones en Vancouver, y un día de edición en el estudio, para crear Keeping the Line (Manteniendo la trazada). A ver que os parece.

Hemos traducido la narración de Kevin Reimer para que sepáis exactamente que nos cuenta en el vídeo.

Lo que nos cuenta K-Rimes en el vídeo

Tu cuerpo está tenso y tu mente está consumida por la emoción, por la acción, es increíble.
Mi nombre es Kevin Reimer y tengo 24 años. Fui el campeón del mundo en los años 2009 y 2010.
Cuando vas a entrar en una curva estás increíblemente concentrado antes de llegar a la curva para tomarla siguiendo tu trazada. Para coger la mejor trazada tienes que entrar en la curva con el ángulo perfecto e iniciar el “slide” (deslizamiento) en el momento exacto. Bajas la mano, mantienes el peso fuera de las ruedas y frenas. Esto es lo que no puedes sentir en ninguna otra parte, te sientes, durante ese momento, como si no pesaras, deslizándote. Puedes tener miles de pensamientos al mismo tiempo, tu mente va a mil por hora y parece como si no pensaras en nada. Es diferente a derrapar con el coche o hacer snowboard, el asfalto te aguanta pero estás a merced de tus ruedas y depende de ti hacerlas que agarren. Tienes que elegir el momento apropiado para soltarte echando el peso hacia atrás al prepararte para hacer la transición de “drifting” al “gripping”. Tan pronto como recuperas la posición ya sabes si has conservado la suficiente velocidad: si has frenado demasiado poco, te vas de la trazada, si has frenado demasiado, no saldrás con la velocidad idónea. La aproximación es un momento fundamental en la frenada, el power drift hace que te ajustes a la trazada. Puede ser lo que determine que cruces la línea de meta primero o último.

Comparte y Patina!!

Descubre los mejores vídeos | Selección de Videos Longboarding