He llegado a un punto en el que, personalmente, el origen de un producto es muchas veces tan importante como el producto en sí. Si hablamos del material que patino y en el que, por tanto, confío, quién está detrás de ese producto, dónde y cómo se ha fabricado, además de la filosofía que define la marca en cuestión, me resulta especialmente relevante a la hora de elegir.

Imagino que, inconscientemente, todos tenemos una escala en la que ordenamos las marcas según la predilección que les tengamos. COMET Skateboards encabeza mi ranking personal desde hace más de un año, así que además de escribir un review de la Grease Shark que me ha acompañado durante más de un año, también he decidido investigar un poco e intentar contar algo interesante sobre una de las marcas que más respeto. Antes de continuar, nada mejor que un vídeo para saber de qué hablamos. Lucid Dream es la última producción de COMET Skateboards junto a Caliber Truck Co, Volante Wheels y Bay Sessions.

Parece que este 2012 veremos muchas cosas del trío CVC (Caliber-Volante-COMET), que ya ha anunciado a Liam Morgan

y Eric Jensen

como dos de sus team riders. Ojo también al tal Byron Essert: para mi, el mejor rider de toda la costa oeste.

Los fundamentos

COMET Skateboards nace el 1997 en Oakland, California, con la sostenibilidad y la integración con la comunidad como dos de sus pilares fundamentales. Su padre es Jason Salfi, un tipo que patina desde 1977 y que fabricó su primera tabla en 1995 inspirándose, sin darse cuenta, en los diseños de los ’70.

Jason Salfi, padre de COMET Skateboards. Foto: good.is.

Salfi es un tipo sencillo pero con las ideas muy claras: está convencido de que las empresas no solamente tienen que guiarse por el negocio sino también por su impacto en el entorno. Según él, COMET es una “B Corporation en crecimiento, formada por skaters, diseñadores, ingenieros y creadores de movimiento”. En esencia, una B Corporation es aquella que usa el poder del negocio para resolver problemas socio-ambientales. Su implicación es tal que sus valores están explícitamente escritos en los documentos constituyentes de la empresa, de forma que ésta tenga siempre la misma filosofía independientemente de los cambios de inversores, propietarios o gestión.

Tablas COMET en potencia, listas para ser cortadas por máquinas de control numérico. Foto: Marcus Bandy de wheelbasemag.com.

En sus inicios, COMET fabricaba en California con madera de los bosques del noreste de EEUU. Lógicamente, la madera recolectada tenía que atravesar el país para ser convertida después en skateboards en la fábrica de COMET de la West Coast. La compañía ya trataba los residuos y trabajaba para reducir su impacto ambiental al máximo, pero la madera tenía que llegar de algún lado.

Representación del suministro de madera de arce a COMET Skateboards hasta 2005. Esquema: elaboración propia.

Allá en 2005, Salfi leyó un artículo de un profesor de la Universidad de Cornell, en Ithaca, que hablaba de un tipo de resina con base de soja que, además de ser menos contaminante, podía reemplazar la fibra de vidrio por sus características. No tardó en darse cuenta del potencial de esta resina para la construcción de sus skateboards y meses después trasladaba la fábrica a Ithaca, una pequeña ciudad en el estado de Nueva York. Además, esa zona es justo de donde provenía la madera con la que trabajaba COMET. Desde entonces la fábrica se encuentra muy unida con la comunidad local y se abastece de materia prima de los bosques colindantes, reduciendo al máximo su impacto y asegurando su continuidad.

Las primeras tablas COMET. Foto: COMET

Pero la implicación de COMET no termina ahí. De hecho, eso fue solo el principio.

  • Ámbito local: trabajar solamente con bancos locales y cooperativas de crédito.
  • Madera sostenible: el maple (madera de arce) que usa en sus tablas se ha cultivado de forma sostenible (respetando el ciclo de crecimiento y la biodiversidad del bosque).
  • Innovación en materiales: las tablas se fabrican con la resina más fuerte del mercado y los tintes que se usan, a diferencia del estándar basado en petróleo, están basados en agua y dan lugar a los colores característicos de sus gráficos (poco brillantes y de apariencia orgánica).
  • Lazo cerrado: las características de las tablas fabricadas permiten que sean 100% reciclables y reducir al máximo el nivel de desechos, siendo la mayoría orgánicos y transformables en abono. En 2012 COMET convertirá todos sus desechos de madera en pellets.
  • Trato a sus empleados: aún siendo una empresa pequeña, COMET ofrece vacaciones pagadas y seguro de salud con el contrato (recordad que no hay Seguridad Social en EEUU). En 2012 finalizará su plan de accionariado para empleados (ESOP en inglés).
  • Comunidad: la empresa colabora con la comunidad local en la organización de eventos sociales que integran la empresa a la ciudad y a sus ciudadanos, hecho que le ha ganado el respeto de los vecinos.

Restos de tablas esperando a ser reciclados. Foto: good.is.

Sus tablas

Tras su fundación en 1997 la marca fue creciendo gracias a su oferta de skateboards new-school y a la lenta pero constante popularización del longboard y en concreto de la modalidad del downhill, que influyó directamente en sus diseños. Las COMET de hoy son tablas de 9 o 10 láminas de maple, sin flex, con cóncavos generosos y rocker.

Como ya sabéis, el rocker es la concavidad longitudinal de la tabla que hace que el centro de la misma quede más bajo que sus extremos. Eso hace que el centro de gravedad del conjunto tabla + rider que también más bajo, mejorando en estabilidad y favoreciendo el slide. Además, cabe tener en cuenta que dado que el rocker añade un cierto ángulo positivo a los ejes, la mayoría de tablas llevan un rebaje gradual tal que hace que el ángulo final del eje montado sea igual al del eje sin montar.

La línea completa de COMET Skateboards 2011. Foto: COMET.

Son tablas sólidas, duras y relativamente pesadas. Al fin y al cabo, es madera. Económicas y 100% reciclables. No tienen cóncavos exageradamente elaborados ni gas pedals. Su sencillez es precisamente su virtud, pues son formas funcionales, bonitas y bastante orgánicas, si eso tiene algún sentido. Se sienten bien bajo los pies ya que dan mucha seguridad, pues las 9 capas de arce absorben mucho las vibraciones y su nulo flex anima a ir más rápido, a hacer stand-ups más largos. COMET empieza con las Shred City. Quatro modelos con doble kick de 31″, 33″ 35· y 38″ que mezclan un cruiser, un skate y un longboard. Son las favoritas de Eric Jensen, quién sabe exprimirlas al 120%.

Luego tenemos la famosa serie de Voodoos, incluyendo la Doll, la D2 (simétrica), la renovada XL o la clásica OG. Todas top-mount al más puro estilo NorCal. Son el estandarte de la marca; máquinas de DH patinadas por multitud de skaters en todo el mundo. Originalmente diseñadas por Jason Salfi y posteriormente mejoradas por la comunidad, podemos ver la Voodoo Doll bajo los pies de Kyle Chin en el mítico Let Go de Loaded/Orangatang.

Aunque no salieron hasta unos años después, las Ethos son la evolución de las Shred City y nacen como la apuesta de la marca al freeride más moderno que combina slides y trucos de street con el downhill y la velocidad.

Ethos 39″ que me monté hace poco, con Calibers y Venom Tweakers. La he patinado menos de lo que me gustaría pero tiene un pintón! Foto: propia.

Según su creador y team rider de la marca, Anthony Fliss, “es una conglomeración de todo lo que es COMET”. Hay tres versiones, 35″, 37″ y 39″ y las tres tienen rocker orientado al tercio delantero de la tabla, un generoso tail y los famosos raíles laterales para ayudar en esos early grabs.

COMET también cubre el sector drop-through con la FSM (Flying Spaghetti Monster o Freeride Stoke Machine), la FSMini (ideal para niños), la Loki y la Pagan. Las dos últimas, Loki y Pagan, se diseñaron antes y están enfocadas más al DH con sus shapes direccionales y distancias entre ejes más largas. Hoy en día han quedado un poco desfasadas, pues se ha tendido a la simetría y cóncavos más agresivos como el que ofrecen tanto la FSM como su versión Mini. Os hablaré de lo interesante de esta tabla en el último apartado, La implicación con la comunidad. Ahora, echad un vistazo a Riley Lux y su control sobre la FSM.

Por último, pero no menos importante, tenemos las Grease Shark y su hermana pequeña Grease Hammer, además de la recientemente anunciada Challenge. La Grease Shark sale del joven Liam Morgan, famosillo por su inconfundible estilo NorCal topmount y sus laaaaargos stand-ups.

La primera COMET Grease Shark. DH y freeride. Foto: COMET.

Seguramente lo más destacable de la tabla en cuanto a diferencia con otras topmounts sea su fish tail, cortado rollo surf. La tabla define muy bien el estilo simplista de la marca y a mi me flipa, sin más. Os hablaré de ella más extensamente en el review.

Liam Morgan con su creación, montada con ejes Caliber y unas ruedas prototipo. Foto: COMET.

La implicación con la comunidad

Como algunas otras marcas en esta industria, COMET trata de escuchar a la comunidad para intentar adaptarse a ella. A veces, sin embargo, ‘comunidad’ se traduce a ‘grupo’ o ‘individuo’: lo más común es basar un determinado diseño en el feedback concreto de un(os) rider(s) selecto(s) para llegar al producto final, de ahí el concepto de pro-model. La compañía original de Oakland, sin embargo, fue un paso más allá.

Todo empezó a finales del 2008, cuando un cliente en Hawaii contactó con Salfi para pedir si era posible hacerle una tabla a medida: quería una Voodoo una pulgada más larga y una pulgada más ancha. Contentos con el resultado y con los comentarios de muchos usuarios del foro de Silverfish Longboarding, los chicos de COMET lanzaron al mercado la Voodoo XL (ahora llamada OG). Lo interesante viene ahora.

El día 8 de enero de 2009, Nick Grasso, entonces team rider de COMET, le comentó a Salfi la idea de hacer una tabla específica para “freeride / funtime” (textualmente). Su idea inicial era que fuese simétrica, con 7 láminas y un ligero flex. La idea les pareció buena, pero querían saber qué pensaba la gente antes de lanzarla al mercado. Después de la buena experiencia con la Voodoo XL, decidieron volver a preguntar al oráculo a la comunidad.

Primer boceto de lo que se convertiría en la FSM meses después. La distancia entre ejes era de entre 30″ y 31″. Imagen: Nick Grasso (ridesnow.) – silverfishlongboarding.com.

El hilo del foro de Silverfish ardía. Hubo muchas ideas, síes, otros ‘no’… era lo que pretendían. Iba viento en popa. Me ha sorprendido el hecho de que hubiese propuestas de añadir gas pedals, famosos ahora y después de la 9two5 de Landyachtz. Algún iluminado quería camber; la idea no cuajó (por suerte). Numerosas propuestas de nombres también: Catalina, Dubiago, Kowalski, Whipple, Schwassmann-Wachmann… todo nombres de cometas reales, del espacio exterior. Dos semanas y exactamente 100 mensajes después, Salfi escribía lo siguiente en ese hilo (traducido):

Tengo una idea sobre el testing. Lo ideal sería tener 10 riders dando feedback, 10 riders con estilos diferentes. Quiero proponer un Programa de Pilotos de Test para COMET. El 1r paso sería hacer 10 prototipos (tardarían 2 semanas). El 2o paso: dos semanas de riding intensivo. 3r paso: feedback. 4o paso: crear el modelo final + nombre + gráfico y lanzarlo al mercado como la primera tabla diseñada por la comunidad de la historia. Cada uno de estos riders de testing recibiría: 1x tabla para testear y quedarse después. 1x de las primeras tablas en producción normal. 1x camiseta. 1x set de ruedas. el programa tendría un coste de $150. para más info escribid a blablabla….

Las inscripciones se llenaron en unas horas, todo el mundo quería participar. Quién no?! Las tablas se enviaron a los riders que habían entrado en la lista y algunas imágenes de los prototipos se empezaron a ver en la red.



Prototipos! .75” de cóncavo, 1” rocker, 10” de anchura, 40” de largo y 30” de wheelbase. Ojo al detalle de las Kryptonics, de lo mejorcito hace tres años! Fotos: usuarios de SilverfishLongboarding.com.

Tras las dos semanas de testing, los resultados y la opinión de todos los riders se estudió detenidamente y se publicó un resumen en el hilo del Silverfish. 75 páginas a 20 mensajes por página: eso es lo que COMET tuvo en cuenta para la versión final de la tabla, que después de ponerle como nombre FSM y elegir el gráfico (todo decidido por votación popular), lanzó al mercado el 20 de abril de 2009. Cabe mencionar que la tabla se comercializó inicialmente con tres gráficos diferentes para satisfacer a todo el mundo, aunque hoy en día solamente hay una opción disponible.

comet_fsm_2012COMET FSM 2012. Foto: COMET.

Gracias!

En fin, si has llegado hasta aquí, gracias! Espero que mi contribución haya sido positiva e interesante para ti, y haya servido para que conozcas una marca que, en mi opinión, tiene menos atención de la que se merece. Próximamente: el review de la Grease Shark!